10 de marzo de 2015

EL RESCATE DE "TRATADO SOBRE LA TOLERANCIA" DE VOLTAIRE

CARTELES EN UN ÁRBOL
REIVINDICAN A VOLTAIRE
Los recientes atentados terroristas despertaron en Francia un rescate inesperado: Tratado sobre la tolerancia, escrito en 1763 por uno de los intelectuales más importantes de la Ilustración: Voltaire. Autor de una frase que recorrió Europa: “Ecrasez l’Infame!”(¡Hay que aplastar al Infame!) -es decir, no tolerar la intolerancia-, su vigencia no ha caducado, lo cual no es muy alentador.
Hoy más que nunca los problemas persisten y resurgen en vista a los fanatismos que cambian vidas por respeto a una tradición. Voltaire, que escribió su tratado como respuesta a los enfrentamientos entre católicos y protestantes, podrá hacer combatir sus ideas en una nueva batalla cuyos protagonistas tienen otro nombre pero el mismo gesto intolerante.
Eso quizás explique por qué en París la venta del clásico aumentó de forma contundente respecto del nivel bajo habitual. Gallimard, que lo edita en formato de bolsillo, aceleró la reedición de 10.000 ejemplares suplementarios para responder a la demanda creciente. Y no sólo eso. Entre los millones de manifestantes que participaron en las marchas en contra de la violencia jihadista hubo, entre otros símbolos, imágenes de Voltaire. En el altar improvisado en el centro de la Plaza de la República con los nombres de los 17 muertos, rodeados de flores, mensajes, cirios y lapiceros también se incluyó su rostro, muy cerca del boulevard que lleva su nombre.
“Para que un gobierno no tenga derecho a castigar los errores de los hombres, es necesario que tales errores no sean crímenes: sólo son crímenes cuando perturban a la sociedad: perturban a la sociedad si inspiran fanatismo; es preciso, por lo tanto, que los hombres empiecen por no ser fanáticos para merecer la tolerancia”, escribió Voltaire, autor de muchas obras que fueron quemadas en la hoguera. “Cuanto menos dogmas, menos disputas; y cuanto menos disputas, menos desgracias; si esto no es verdad, estoy equi­vocado”, ironizó.
Los pensamientos y las acciones se unen en Francia por la senda volteriana para condenar el terrorismo y defender el ideario republicano. Hoy Voltaire será, seguramente, leído con miedo y dolor. Las ideas de la razón tendrán, probablemente, las lecturas más emocionales. Pero tras la masacre, lejos de una sed de venganza, lo que resuena, más allá de todo, son ideas de tolerancia.
En Voltaire y sus rasgos de pensamiento esenciales se une Francia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada